Archivo de la categoría: Columna Invitada

En el chilatole de hoy: El patrón oro y la confianza

Por David Fernández*

El mercado es pura confianza. Si la gente se siente segura de su trabajo, compra. La compra inyecta dinero a la producción, las personas y las instituciones confían y se endeudan. Al endeudarse hacen crecer la economía con dinero que aún no se ha trabajado, pero no hay problema, se tiene la certeza de que se trabajará.

El problema comienza con el exceso de confianza. Tanto las personas como las instituciones adquieren deudas tan grandes que hacen pensar… hacen sentir que nos encontramos en una etapa de bonanza. 

En esta parte quiero proponer dos conceptos. Al dinero que uno obtiene como remuneración por su trabajo propongo que lo llamamos dinero-ganado; al que obtenemos por medio de un préstamo, propongo que le digamos dinero-vacuo: es dinero que aún tenemos que ganarlo o llenarlo del valor de nuestro trabajo, de ahí lo vacuo, de lo vacío.

Entonces, cuando nos encontramos en un estado de bonanza hay más dinero circulando con el natural resultado de la oferta y la demanda: los precios suben.

Cuando la bonanza es natural se debe a que hay más producción, esto es igual a más trabajo y mejores salarios, pero cuando es artificial, una bonanza creada por el exceso de confianza/deuda, los precios subirán igual, pero no los salarios y llegará el momento en que las deudas serán impagables. 

Cuando el consumidor generalizado deja de pagar, las instituciones ya no pueden cubrir las obligaciones y el primer gasto que recortan es al personal. Más desempleo igual a menos pagos y las empresas comienzan a quebrar. 

Ya nadie da créditos o son muy altos; esto es porque ya no se confía en que vayan a ser devueltos al menos en su totalidad, el riesgo es mucho. La gente deja de consumir más que en lo esencial; temen perder su fuente de ingresos. Los vendedores se quedan con sus productos y estos pierden valor conforme la demanda baja: más quiebras.

En la desesperación generalizada no faltan los suicidios, pero se disparan los crímenes. Surgen o crecen los mercados negros. Entran al comercio cosas que por su naturaleza no deberían ser mercancía, como las personas. Se trastoca cada ámbito de la vida.

Esto es así desde que Estados Unidos abandonó el patrón oro en la década de los 70.

El patrón oro restringía la generación de dinero. Sólo se podía emitir la cantidad respaldada por la reserva en metales preciosos. 

Sin embargo, el oro sólo sirve como patrón mientras las personas confíen que el oro no perderá valor, aunque su moneda si lo haga. Por alguna razón la gente cree hasta el día de hoy que este elemento tiene algún tipo de valor intrínseco. Pero ni se come ni se bebe… 

Todo es cuestión de confianza.

  • Mi contacto: 2717111511
David Fernández, consultor financiero.

CHONTALPA POLÍTICA: ROMÁN PÉREZ MORALES • Columnas Políticas

Mario Delgado, dirigente nacional de Morena vino a nuestra ciudad a dar un discurso bastante trillado, con el que demuestra que la política en nuestro país no avanza, porque no es propositiva y, además, lucra con la precaria situación económica de la gente de nuestras comunidades rurales que “al son que les toquen bailan”, porque 100 o 200 pesos son muy buenos.

¿A qué vino a Cárdenas este señor, cabeza de playa de Marcelo Ebrard? nada más y nada menos que a ver cómo va la recolección de firmas para la revocación de mandato a realizarse el próximo año, y a provocar un gasto excesivo y superfluo de un dinero que bien podría servir para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de esas comunidades donde la gente vive en condiciones lamentables, sin seguridad, sin trabajo y por consiguiente, sin dinero para satisfacer sus ingentes necesidades.

Tras su fugaz visita, solamente quedó basura, tristeza, frustración, porque nos convencemos que nada ha cambiado y que con estos eventos lo único visible es que la hacienda pública cada día se empobrece más, en detrimento de los habitantes. Por estos excesos el hartazgo crece día con día y, aunque usted no lo crea, hay muchos ciudadanos que notan y anotan el suceso y germina la idea de que debemos pugnar por un cambio, con candidatos independientes al margen de partidos políticos que no saben hacer otra cosa que despilfarrar el presupuesto. Nos guste o no, Cunduacán es el ejemplo.

Sumamente satisfecho de los resultados de su visita al estado, Mario Delgado Carrillo escribió: “Aprovechando nuestra visita a Tabasco para continuar con la formación de Comités de Defensa de la #4T, desayunamos con el Gobernador Carlos Manuel Merino Campos a quien aproveché para felicitar por su Tercer Informe de Gobierno y por el gran trabajo que está haciendo para continuar con la transformación de este bello estado”.


Más de mil personas realizaron diversas acrobacias, exhibiciones y rutinas para disfrute de cientos de familias campechanas y visitantes durante el desfile conmemorativo del CXI aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, que presidió la gobernadora Layda Sansores San Román, en el que entregó reconocimientos a los ganadores del Premio Estatal del Deporte y Mérito Deportivo de Campeche 2021.


Desde un templete ubicado a la altura de Torres de Cristal y en presencia de los representantes de los poderes Legislativo y Judicial, Alejandro Gómez Cazarín y Virginia Leticia Lizama Centurión, respectivamente, la Gobernadora hizo entrega de reconocimientos y estímulos económicos a Adolfo Ángel Tun Dzib, ganador del Premio Deportista del Año 2021, y a Belén Monserrat Sánchez Domínguez, ganadora del Premio de Deportista Adaptado 2021.


De igual forma entregó reconocimientos y estímulos económicos a Roberto David Sánchez Canto, ganador del Premio Entrenador del año 2021; a Abimael Cuevas Mijangos, ganador del Premio al Fomento, Protección o Impulso a la Práctica de los Deportes, y a Karol Josef Montero Mar, ganador del Premio al Mérito Deportivo, en la modalidad de deportes en conjunto en béisbol.


En el desfile, que duró una hora 30 minutos, participaron cinco banderas nacionales; por el Ejército Mexicano, 135 elementos de tropa, cinco vehículos y dos canes; por la Secretaría de Marina, 100 elementos de tropa, dos vehículos y tres canes; por la Guardia Nacional, 68 elementos y 10 vehículos; por la Secretaría de Seguridad Pública, 164 elementos, 23 vehículos, 10 motocicletas, dos embarcaciones y siete canes.

Diario EnlaceMX | Román Pérez Morales | Columnista Político

Molinos de viento | José Antonio Sánchez

Un gran alboroto se vive en este momento, en la mayor parte de municipios; de todas las entidades federativas. Unos ofrecen soluciones inimaginables otros ofrecen recursos económicos, apoyo al deporte, seguridad, madres solteras, a pequeños empresarios, agua potable, pavimentación, caminos cosecheros, universidades, mercados ya solo falta que ofrezcan marido o mujer a los solteros y los hijos de pilón.

Muchas y tantas promesas de campaña se escuchan desmedidamente fantasiosas y lo peor es que la mayor parte de la gente lo cree, otros (por falta de oportunidades) ven a los políticos como verdaderos santos y otros ven en ellos una mina de oro dónde escarbar y encontrar su bienestar por tres o seis años.

El candidato (sea cual sea su aspiración) busca pocisionarse y aún viendo que la lucha para alcanzar su meta es totalmente económica se avienta a alcanzar sus ideales ¿Pero el ciudadano que es lo que realmente espera de la administración? Digo esto porque muchos desde que ven acercarse al candidato ya están pensando en pedirle un apoyo económico u alguna otra necesidad personal que por ende es responsabilidad de uno mismo y no hay que descartar que si ya te están pagando en campaña; piensen ellos que ya no hay responsabilidad en las promesas, pero el pueblo sabio no lo olvida (más si es para un beneficio propio y no colectivo) y vuelven a exigir por todos los medios a qué el que fuera candidato cumpla y se vuelve el cuento de nunca acabar.

Creo y espero no estar mal al exponer mi pensamiento: El pueblo debe exigir en la administración, debe estar al lado de quién maneja los recursos, se debe manejar un grupo civil de transparencia ciudadana y llevar por buen rumbo la dirección del municipio, ciudad o Villa. Todos sabemos que el caballo engorda al ojo del amo, pero eso no es agradable para nadie ¿Quién en su sano juicio quiere estar cuidando los gastos de la administración? Nos gusta la bulla, la verbena, la algarabía y nos olvidamos de lo importante que es ocuparnos también por nuestro entorno y los reclamos lo dejamos para lo último, para cuando el administrador de la caja municipal ya se va o ya se fue y creamos una atmósfera de desengaño y frustración, adjudicando a quien se ovacionó en campaña; todos los vituperios que se nos ocurra, sin querer conocer o aceptar que parte del error es culpa nuestra ¿Quién contrata un empleado y le deja manejar el efectivo a su antojo? Si es usted empresario me dará la razón.

Es común escuchar a la gente de comunidad a los que se rigen por usos y constumbres señalar que «El pueblo manda y el gobierno obedece» pero si muchas veces, hasta ellos son utilizados por sus propios líderes para enfrentarse unos a otros, algunas otras veces para cometer atropellos y en masa delinquir y hacer su santa voluntad, sin ser verdaderos luchadores o entidades autónomas como se denominan y pasan a ser solo unos verdaderos rebeldes manipulados incluso (en ocaciones) por el mismo gobierno, que los usa de grupo de choque a cambio de plata y demás apoyos, frenando con esos actos el mismo Desarrollo. No digo que la palabra este mal, al contrario sería genial ver al gobierno trabajando como para lo que se le contrató, pero en estos tiempos no se requiere de lidercillos manipuladores a la orden del mismo gobierno, se requiere de unidad, colectividad de lucha y propósitos marcados al pie del contrato administrativo, para no salir después «Que a Chuchita la bolsearon».

Nos leemos pronto.