CLAROSCUROS: José Luis Ortega Vidal | ¡Al carajo con las matemáticas! | Faltan tres mega obras del sexenio: y esta semana se inaugura la segunda…sin haber concluido: ¿Verdad, Rocío?

De las cuatro mega obras programadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador para construirse y ponerse en operación durante su sexenio, a dos años de la elección de quien será su relevo -en julio del 2024- se corre el riesgo de no cumplirse tales metas.
A la fecha sólo se ha puesto en funcionamiento el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” -AIFA-, inaugurado el 21 de marzo pasado.
Reitero -lo he escrito antes- la importancia que AMLO otorga a los símbolos en la construcción de su discurso político, lo cual aparece en la presencia de Benito Juárez como el fundador del Estado Moderno Mexicano y por ende padre de una de las tres transformaciones de México que el presidente toma como referencia en la autodenominación de su gobierno como la 4T o Cuarta Transformación.
López Obrador suele poner demasiado altas las varas que se propone alcanzar o rebasar vía sus metas políticas y en sus referencias históricas no cabe la excepción: se autovisualiza como un Juárez del siglo XXI y hacia tal objetivo encamina -día con día- sus megaobras en ristre…
Va una: y en el caso del AIFA es importante puntualizar su inauguración sin la obra concluida.
Andrés Manuel López Obrador resultó muy dado a montar una idea y ordenar a los especialistas bajo su mando su transformación en proyectos específicos…
Luego él mismo pone fechas y precios, sube estos datos a su discurso político y vende día con día la idea de que hablar, comprometerse y cumplir su palabra al cien por ciento es sinónimo de honestidad…
Nuestro presidente evidencia una convicción muy extraña sobre el concepto de honestidad…
No distingue las consecuencias generadas desde las palabras que surgen de su mega poderosa voz y en consecuencia mete a su gobierno en camisa de once varas…
Porque una cosa es tener buenas ideas, viables incluso, necesarias también y otra cosa muy diferente es ponerlas en práctica…
Una palabra honesta requiere de aplicación honesta de los compromisos implícitos en ella…
De otro modo, esa palabra honesta se convierte en demagogia, en falsedad, en engaño o -por lo menos- en torpeza política e intelectual…por la ineficacia.
A diferencia de un político y su discurso, los ingenieros actúan en función de fórmulas matemáticas y en este caso no cabe decir: 2 más 2 son 4 pero si es necesario los volvemos 5 ó 6 ó 7, 8, 9 ó 10 en aras de ayudar a la gente abandonada por los políticos de antes, los del pasado, los corruptos, etcétera…
No. Así no es señor Presidente…


En matemáticas 2 más 2 siempre son 4, sólo pueden ser 4, siempre serán 4 se diga lo que se diga porque las matemáticas no son discurso político, los números no se constriñen a nada más allá de sus fórmulas científicamente demostradas…
A la hora de hacer un aeropuerto, un corredor interoceánico, un tren o una refinería se trabaja con objetos, con materia prima, con precisión física, química, y no con planes electorales…


Actuar con pensamiento matemático en torno a proyectos de aplicación matemática constituye un ejercicio de honestidad política.
Montar discursos políticos y ordenar la aplicación de recursos matemáticos que se adapten -porque el jefe lo ordena- a las ideas por encima de las reglas de operación de las ciencias exactas, es simple manipulación cuyas consecuencias son muy caras…

(2)

El próximo fin de semana habrá una inauguración en la refinería de “Olmeca” en Dos Bocas, municipio de Paraíso, Tabasco.
La mega obra -segunda en el plan de la 4T- luce lejos de su conclusión pero habrá inauguración porque este viernes primero de julio se cumplen cuatro años del triunfo de MORENA y Andrés Manuel López Obrador en los comicios presidenciales del 2018.
¡Al carajo con las matemáticas!
Primero el discurso político, primero los símbolos, primero la voz del presidente y luego, muy apartado, el argumento de los ingenieros, economistas, químicos, físicos, expertos en energéticos, arquitectos…
El objetivo al construir una refinería más en México es lograr la autosuficiencia energética en materia de combustóleos fósiles.
Bueno, para acabar pronto: entre el viernes primero y el sábado dos de julio, cuando se realizarán los recorridos y protocolos -vestidos por discursos y aplausos- por Dos Bocas, no habrá un solo litro de gasolina surgido de sus gigantescas instalaciones.
Se pondrá en marcha un área destinada a la administración…
¿Cuál administración?
Bueno, la administración que operará allí, algún día, en el futuroi, cuando se obtenga gasolina de la nueva refineria…
¿Y eso cuándo ocurrirá?
No se sabe, pero por lo pronto se cumplen cuatro años del triunfo de AMLO y Dos Bocas se inaugura… ¿Verdad Rocío?

(3)

Por lo que hace al proyecto del Tren Maya, se enfrenta a una potencial tragedia entre amparos y ordenamientos de la Suprema Corte…
El Tren Maya -más allá de la selva- atraviesa por una mezcla de honestas preocupaciones ecológicas con mezquinos afanes por enterrar la 4T o por lo menos bloquearla, joderlas, echarla a perder, tirar a López Obrador por el gusto de tirar a López Obrador…
Veremos si un día -antes de concluir el sexenio- alguien puede recorrer los caminos de aluxes y antepasados ligados a Kukulkán o dicha idea se convierte en un paseo más corto de lo previsto…
¿Habría inauguración simbólica de cualquier modo?
Es muy probable…

(4)

Sobre el Corredor Interoceánico luego de muchas lecturas y varios textos de este autor, sumados a la ventaja de habitar en el istmo de Tehuantepec, por el lado jarocho, me resulta obvio que sí habrá corte de listón en referencia al mejoramiento de la vía férrea inaugurada por Porfirio Díaz en 1907, la mejoría de los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz, en Veracruz y Oaxaca, la adquisición de terrenos con la esperanza de que un día -nadie sabe cuándo y nadie tiene la certeza de que eso ocurra- arriben diez parques industriales…
Y tan tan…
Como no habrá, estrictamente, un corredor interoceánico en funciones cuando concluya el año 2024, se nos dirá que entendimos mal el mensaje y el compromiso -cumplido para entonces según la versión oficial que aquí adelantamos- siempre fue mejorar una infraestructura para enlazar los océanos Pacífico y Atlántico y ser nueva opción frente al canal de Panamá…
Y ya, eso nomás…
Quien haya entendido la puesta en marcha de un corredor interoceánico antes de concluir el 2024 con la instalación de manufactureras y el inicio de creación de más de 70 mil empleos, simplemente entendió mal…
No habrá diez parques industriales entre Salina Cruz y Coatzacoalcos, iniciando su construcción con capital asiático, norteamericano, europeo y mexicano antes del 2024.
Habrá inauguración, parafernalia, discursos políticos, símbolos hasta para aventar pa´ arriba, pero eso es otra cosa.


Queda aclarado de una vez, para que nadie resulte engañado…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s