EN EL CHILATOLE DE HOY: sino tiene hambre, pronto va a tenerla

David Fernández Brindis

¿Tiene hambre? Pues sino tiene pronto la va a tener.

Desde la llegada del covid a nuestras vidas los círculos financieros han hablado de interrupción de la cadena de distribución, inflación, estanflación y hasta escasez. De hecho, parece que hubieran descrito los pasos de una espiral descendente al desastre… porque ahora empieza a sonar una palabra que no se mencionaba desde hace 120 años… hambruna.

Así es. Parece ser que la guerra entre Rusia y Ucrania es el clavo final del ataúd. Hay que recordar que juntos esos dos países son los principales productores de trigo, girasol y maíz del mundo, granos para producir alimentos básicos como pan y tortillas… e incluso cerveza… pero no es todo, el ganado también se alimenta de la planta de estos granos, es decir que es más caro criar vacas y más caro comerlas.

Además, Rusia por si sola tiene la mayor reserva mundial de energéticos, por lo que, si de por si se iban a encarecer los alimentos por falta de oferta, pues el transporte que los lleva hasta nuestras tiendas también es más caro y el costo final lo vamos a absorber nosotros.

La cosa no acaba ahí, sino que Ucrania es el mayor productor de fertilizantes del mundo, lo que implica que la producción agrícola va a encarecerse todavía más y para empeorarlo todo, China, desde que inició la pandemia ha comprado grandes cantidades de grano para robustecer su reserva en caso de escasez y para ponerle la cereza al pastel, India, otro gran productor mundial ha prohibido a sus productores vender granos al extranjero…

Y todo esto se da en medio de la mayor incertidumbre financiera desde 1929. Ante las caídas de las bolsas y las criptomonedas hay quienes esperan un quiebre total cuando la gente prefiera comer antes que invertir y hay quienes señalan que los grandes inversionistas están esperando a que los precios caigan lo más posible antes de volver a invertir, en el intermedio retienen el efectivo y crean falta de liquides en los mercados.

Está actitud más optimista de parte los especuladores, estaría basada en la idea que hasta el día de que hasta hoy hay mucha demanda de productos y servicios que llegarían al mercado en plena recesión o inicios de la misma. Esto va a provocar un exceso de oferta provocando una caída de precios.

Esto suena muy bien, pero se les olvida que a la fecha presente seguimos consumiendo el trigo y el maíz cosechado el año pasado. En este momento se está cosechando lo que vamos a comernos el próximo año y aunque el efecto ha desinflado los precios de los granos, esto es temporal, pues solo en México la producción cayó un 30%.

El problema local tiene otro componente: la sequía.

La intensa sequía en 19 estados se traduce en pérdidas cuantiosas en los rendimientos agrícolas. Esto genera una menor oferta de productos del campo en el mercado, que se traduce en el aumento en los precios de la canasta básica.

A nivel mundial se espera que los países más golpeados por la hambruna sean los africanos, los del sudeste asiático y los latinoamericanos, incluido México, aunque el panorama pinta mejor para el país que para los vecinos del sur.

No obstante, un panorama como éste va a provocar una migración masiva a los países menos afectados, como Estados Unidos, que va a buscar por todos los medios no recibir más bocas que alimentar y usted sabe dónde se van a quedar estas bocas…

Así que, si no ha comido, hágalo, es probable que pronto no podamos.

Salúdeme en Facebook

@DavidFDZBrindis

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s